Deprecated: Function get_magic_quotes_gpc() is deprecated in /home/customer/www/karlmaslo.pe/public_html/modelo/funciones.php on line 82
Karl Maslo | A pesar de la crisis en el Perú, no podemos dejar de ver el bosque por solo enfocarnos en el árbol
RETURN

A pesar de la crisis en el Perú, no podemos dejar de ver el bosque por solo enfocarnos en el árbol

No quiero empezar adjetivando los últimos sucesos en el Perú - están en boca de todo el mundo -, pero a todas luces lo que ocurre en este momento en nuestro país es una crisis sin precedentes en tiempos recientes. La corrupción, la ignorancia, la falta de manejo y la conveniencia han puesto el futuro del Perú en un limbo que, lamentablemente, creo que tomará un tiempo considerable en solucionarse. Y sin embargo, nos enfrentamos a problemas mucho mayores.

No quiero empezar adjetivando los últimos sucesos en el Perú - están en boca de todo el mundo -, pero a todas luces lo que ocurre en este momento en nuestro país es una crisis sin precedentes en tiempos recientes. La corrupción, la ignorancia, la falta de manejo y la conveniencia han puesto el futuro del Perú en un limbo que, lamentablemente, creo que tomará un tiempo considerable en solucionarse. Y sin embargo, nos enfrentamos a problemas mucho mayores.

Para empezar, es urgente entender la verdadera emergencia climática que estamos viviendo. Ya no hablamos de situaciones de aquí a 50 o 100 años. Ahora hablamos de una década o menos, y ya podemos sentir estragos palpables incluso en las naciones más desarrolladas: incendios forestales, sequías, inundaciones, olas de calor y otras de frío rompiendo récords. El planeta está en un momento crítico y, sin embargo, solo unas cuantas naciones parecen haber tomado nota.

¿En qué momento la sostenibilidad y el capitalismo consciente serán una prioridad real para nuestro país más allá de discursos vacíos? Seguimos depredando la Amazonía gracias a los mineros informales, los traficantes de madera y los cultivos de coca y amapola y, por qué no decirlo, seguimos otorgando concesiones mineras y de hidrocarburos que al fin y al cabo priorizan solo el retorno económico de los accionistas sin pensar en el equilibrio que necesitamos y que beneficie a todos los grupos de interés.

De energías renovables estamos hablando poco o nada. Salvo esfuerzos individuales muy puntuales, y por ello muy loables, no hay una política de estado eficaz para ir cual tren sin freno en esa dirección. Es crítico que el estado siente de una vez las bases para planificar no solo el corto y mediano plazo, sino más importante aún, el largo plazo para aprovechar las posibilidades enormes que tenemos como país en lo que son energías verdes: eólica, solar, geotérmica, etc., pero también la por todos injustificadamente repudiada energía nuclear, una de las más limpias, “verdes” y seguras del mundo.

Por otra parte, entramos en una era en la cual el conocimiento especializado será clave para el desarrollo ¿Dónde están los centros de innovación? ¿Existe realmente alguna iniciativa real y concreta que busque consolidar a la innovación (obviamente sostenible) como el verdadero motor del desarrollo? Las universidades avanzaron algo en esa dirección, pero si finalmente la modificación en la SUNEDU se convierte en realidad y le da el golpe de gracia a esta institución, retrocederemos decenas de años o más en ese sentido.

Y tenemos otro tema que ya se hace visible: la escasez de alimentos. Los cálculos más optimistas hablan de 10 a 15 millones de peruanos sufriendo hambre en los próximos meses debido a la falta de fertilizantes, y ni hablar de las importaciones de trigo, maíz u otros productos agrícolas que seguirán incrementando sus precios, aumentando la pobreza en nuestro país.

La guerra provocada por la invasión rusa a Ucrania no es una situación que se resolverá en un par de meses, sino con suerte hablamos de unos años, y eso implica que nosotros deberíamos ya empezar a desarrollar como país nuestra propia producción de fertilizantes, algo que tomará mínimo 6 años en hacerse realidad, y ello siendo optimista y teniendo todos los vientos en favor. Debemos prepararnos para unos años realmente complicados.

También tenemos otra situación: el cobre bajó fuertemente su cotización después de haber estado en su máximo récord de los últimos años, por lo que la etapa de gran bonanza de este mineral parece haber culminado. Esto representa otra de tantas oportunidades lamentablemente perdidas, por lo que toca ahora apuntar a alianzas estratégicas que nos permitan empezar a industrializar el país, por ejemplo, con países como Alemania, que es un país de avanzada en conocimiento técnico y con una férrea visión de sostenibilidad, pero muy necesitado de todo tipo de materias primas, incluyendo ahora el gas natural, que bien podría permitirnos generar una simbiosis beneficiosa para los dos países.

¡Sí! Nuestro país en este momento es un barco a la deriva sin timonel, pero como sociedad, como líderes, estamos en el deber moral de exigir no solo a este gobierno, sino también a los líderes empresariales, que no se enfoquen solo en el árbol sino que también miren el bosque en su conjunto. Y ahora sí, aunque suene exagerado, estamos contra el reloj…, y nos estamos alejando cada vez más de la OECD.

  1. Share
10 august, 2022

You can also see

Innovación: La clave para liderar con éxito en medio de la crisis

A finales del 2018, escribí un artículo, en el cual advertí sobre las implicancias de la digitalización y los re...

Read More

El Perú en UCI: ¿Cómo sobrevivimos a la pandemia?

Queremos creer que esa vacuna nos permitirá volver a la normalidad, pero, en ese afán, parecemos olvidar que tenemos otros problemas igu...

Read More

A pesar de la crisis en el Perú, no podemos dejar de ver el bosque por solo...

No quiero empezar adjetivando los últimos sucesos en el Perú - están en boca de todo el mundo -, pero a todas luces lo que ocurre...

Read More